imagenes pasando

lunes, 20 de octubre de 2014

Cómo hacer espadas de colores para animaciones infantiles: rápido, fácil y económico.



ESPADAS DE POLIURETANO HECHAS CON CHURROS DE PISCINA.


 Los animadores tenemos normalmente poco presupuesto, mucha imaginación y nos encanta reciclar. Aquí una propuesta creativa, como alternativa a las espadas de globoflexia que, aunque son maravillosas, duran poco y se tardan bastante tiempo en preparar (largas colas de niños y niñas aburridos esperando a que el animador/a le haga su espada que se explota en menos de un minuto y vuelta al a fila, si lo sabré yo....).

Con un "churro" de piscina, un rollo de cinta aislante y un cutter podemos hacer ocho espadas como las de la foto. Si queréis más espadas sólo necesitáis más churros.


Estas espadas son ideales para jugar a los piratas, a las princesas y los caballeros o a lo que se nos ocurra. Este tutorial no sólo está pensado para animadores de fiestas de cumpleaños, también para madres y padres creativos y para gente a la que le encanta jugar con los niños. Ya sabéis que yo soy anti-juguetes bélicos, pero estas espadas son blandas e inofensivas y pueden acompañar a muchos disfraces y juegos sin suponer ningún peligro. Sólo hay que tener cuidado con los más pequeños, que pueden mordisquearlas y desprender algún trozo, con el riesgo de atragantarse. ¡Ojo con los menores de tres años, siempre bajo supervisión de un adulto!.



Reciclando un "churro" de piscina, que podemos encontrar por muy bajo precio de muchos colores, cinta aislante y un cutter tendremos muchas espadas blanditas por muy poco dinero (de cada "churro" salen ocho espadas). Es muy fácil de hacer y el resultado es espectacular. Si no os salen demasiado bien las primeras podéis rectificarlas con el cutter y la cinta aislante.









 Cortamos el churro a lo largo en cuatro partes. Iguales dos a dos.



Cortamos cada parte de forma transversal por la mitad y luego otra vez por la mitad, de forma que nos queden cuatro partes, como cuatro partes del círculo de cada sección que cortamos al principio. Deben salir 16 partes, ocho largas y ocho cortas.


 Volvemos a cortar. Esta vez quitando el ángulo recto de cada parte. La idea es que nos quede algo lo más parecido posible a la hoja de una espada, por eso debemos quitar la "esquina".


Con los trozos pequeños, que serán las empuñaduras, hacemos lo mismo.Damos forma a la punta de las "hojas" de las espadas (sólo en un extremo). Podemos quitar las puntitas de las empuñaduras o dejarlas tal cual, según nos guste más.


 Unimos las empuñaduras con las "hojas" de las espadas con cinta aislante. La cinta aislante puede ser más estrecha o más ancha, blanca, negra, de colores, como más nos guste. Lo importante es que queden bien fijadas ambas partes y la parte de la espada que se agarra con la mano debe quedar envuelta con cinta aislante para hacerla más resistente.


 Este es el resultado final. muchas espadas blanditas para que los niños y las niñas jueguen y se diviertan sin peligro alguno. Son un regalo perfecto para los "pequeños" invitados a un cumpleaños o a una boda. Recordarán ese día como algo muy especial, os lo aseguro.






0 comentarios:

Tus comentarios alimentan mi corazón, intentaré corresponderte...

q